viernes, 21 de septiembre de 2012

Reseña: Vampire Acedemy 4. Promesa de Sangre de Richelle Mead

Hola a tod@s!! :D

Hoy os taigo la reseña de Vampire Academy 4. Promesa de Sangre. La leí al poco de ser publicada, pero no he podido subir la opinión hasta ahora aunque ya estaba escrita, ¡sorry! :S

Estos días vamos a intentar ponernos al día con el blog, así que estad atentos a las reseñas y novedades que están por venir, comenzando por ésta claro! :D


Título:Vampire Academy. Promesa de Sangre
Autor: Richelle Mead
Editorial: Alfaguara
Género: Juvenil
Serie: 4º- Vampire Academy
Título original: Blood Promise
Sinopsis:
¿Hasta dónde llegará Rose para mantener su promesa?

El reciente ataque de Strigoi a la Academia Vladimir ha sido el más duro de la historia del colegio, poniendo en peligro las vidas de estudiantes, profesores y tutores. Y, aún más, los Strogoi han secuestrado a algunas de sus víctimas, incluyendo a Dimitri, quien antes moriría que convertirse en uno de ellos. Rose tendrá que abandonar a su mejor amiga, Lissa (a la que había jurado proteger pasara lo que pasara) y mantener así la promesa que Dimitri le hizo hacer tiempo atrás. Con absolutamente todo en juego, ¿cómo podrá Rose destruir a la persona a la que más ama? 


Después de unos eternos meses de espera y de que Alfaguara se hiciese mucho de rogar postergando su publicación, por fin llegó a las librerías (y, por tanto, a mi estantería) “Vampire Academy (IV): Promesa de sangre”.

En esta cuarta entrega,  Richelle Mead parte desde el nuevo periplo de Rose que quedó muy claro con el final de “Bendecida por la sombra”.

En esta aventura, Rose se encontrará con varios obstáculos que la harán dudar en algunos momentos del objetivo con el que partió de Sant Vladimir. Y es que en esta novela veremos a una Rose mucho más madura, seria, que piensa dos veces las cosas antes de hacerlas y que en raras ocasiones será impulsiva a no ser que la situación lo requiera o esté muy afectada emocionalmente.

En este sentido, debo decir que Mead se lo ha currado mucho porque hace una evolución de la protagonista a lo largo de todas las novelas, pero cuyo punto culminante parece ser ésta. Una evolución totalmente justificada por las circunstancias y que también recae sobre otros personajes que ya conocemos como Lissa y Adrián. Todos seguirán manteniendo su esencia: Rose seguirá con su cabezonería y sus típicos comentarios sarcásticos (menos de los habituales, pero ahí siguen dándole alegría al texto), Lissa seguirá con su “inocencia” y su amor por Christian, y Adrián…bueno, seguirá con su botella bajo el brazo y su caballerosidad digna del nieto de la reina.

Sin embargo, un nuevo personaje aparece en pantalla, Avery, una moroi de la realeza que “dicen” se parece mucho a Rose. Avery intentará sustituir su hueco en la academia y volverse la amiga inseparable de Lissa y acelerar el corazón de Adrián. No obstante, ¿Rose siendo olvidada y sustuída? ¿Qué creéis que saldrá de eso? Nada bueno seguro…

No lo puedo negar, me encanta esa camiseta xDD
La ambientación, como es lógico, estará situada en los lugares que va recorriendo Rose a lo largo de su viaje, pero Richelle Mead aprovechará el vínculo que tiene Lissa con Rose para que ésta lo visualice y nos vaya contando que ocurre en Sant Vladimir. De este modo estaremos en “dos lugares a la vez”, pese a que VA esté contado en primera persona.

La narración se hace algo pesada, pues la novela queda atascada en dos puntos concretos de la trama y no evoluciona hasta pasadas demasiadas páginas para mi gusto. ¿Esto afecta al ritmo de la novela? Sí. ¿Afecta a la rapidez de lectura? En mi caso no, pero sí llega a desesperar porque ves que la cosa no avanza y es lo que le ha restado puntuación a la reseña.  Mead, ciertamente, siempre suele dejarse lo mejor para la última mitad del libro. El problema es que aquí la verdadera acción transcurre, ya no en la 2ª mitad, sino en el último cuarto del libro. Esto me ha defraudado un poco, porque las otras tres cuartas partes estas deseando a que pase lo que tenga que pasar, pero que pase de una vez por todas.

Pero, por otra parte, tampoco creo que sea porque Mead haya metido “paja”. En esas páginas donde vemos que la trama no avanza nada, al menos logramos comprender  e identificarnos más con Rose y vislumbrar esa madurez de lo que os hablaba antes. También conocemos nuevos personajes interesantes aparte de Avery, como pueden ser Mark, Sydney, Jill, Abe u Oksana entre otros. Y algunos de ellos creo que van a ser de suma importancia para las próximas entregas de Vampire Academy. De hecho, Sydney es un personaje muy carismático al que Mead ya le ha sabido sacar partido con “Bloodlines”, el Spin-Off de VA donde también aparecen Jill y Adrian. Desde luego ha hecho muy bien porque la historia de Sydney y “todo lo que conlleva detrás” es interesante y deja con ganas de más en “Promesa de sangre”.

El final es casi tan intenso como en “Bendecida por la sombra”, aunque un tanto previsible. Nos deja con ganas de leer corriendo la 5ª parte y al ver que no la tienes vuelve la desesperación again xD ¡¡¡Esperemos que esta vez Alfaguara sea más rápida en publicar “Spirit Bound”!!!


En resumen, es una novela que sirve más para apreciar la evolución de los personajes y hacer de puente entre VA3 y VA5, pero no por ello baja el nivel de calidad de la novela ni llega a enganchar menos. Al contrario, las ansías por saber cómo acabará la historia entre Dimitri y Rose harán que leas a toda velocidad y casi sin darte cuenta estarás en el final mordiéndote las uñas.



PUNTUACIÓN:





EXTRA - FANTRAILER (me encanta, totalmente recomendado!!!! por cierto, el cásting bastante acertado, salvo Dimitri...Eliza como Rose nunca se me había ocurrido y creo que bordaría el papel tal y como hizo en Buffy, es una actriz a la que le pega muchísimo ser Rose ^^ ¿¿Y qué decir del final?? "WRONG ANSWER", la frase que representa la esencia de VA4 sin duda alguna *__*)

*Arantxa*

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡DEJA TU HUELLITA DE LECTOR EN NUESTRO RINCÓN DE FANTASÍA!! =)

 
*L.Y.F* Copyright © 2010 Plantilla diseñada por Mientras Lees - para Arantxa y Aran