sábado, 6 de diciembre de 2014

Reseña (bloguera colaboradora): "El vikingo viril" - Sandra Hill

Hoy os traemos un nuevo "Tú opinas" (click AQUÍ para saber cómo participar en la sección), de la mano de Ainy, nuestra colaboradora ocasional que siempre nos trae opiniones que, desde luego, no os dejarán indiferentes... :P

Espero que os divirtáis tanto como yo leyéndola, porque no tiene desperdicio! Gracias Ainy por la reseña, estoy deseando leer la siguiente!!! :D (no presiono ni nada, ehhh, lo digo como fan tuya que soy jajajaja)



Título: El vikingo viril
Autora: Sandra Hill
Editorial: Terciopelo
ISBN: 9788496575288
Nº de páginas: 300
Sinopsis:
Magnues Ericsson es un granjero vikingo del siglo X con una larga prole a sus espaldas. Unos años atrás sus hermanos Jornud y Geirolf desaparecieron misteriosamente. Cansado de la situación, Magnus promete guardar castidad y se embarca junto con sus hijos rumbo a Vinland para cambiar su estilo de vida. Tras un misterioso su ceso su barco aparece varado en unas nuevas y extrañas tierras: el reino de Hollywood. En aquel lugar, la gente cree que es un actor (sea eso lo que sea) y Angela Abruzzi, una atractiva viticultora a la que acaba de conocer, se niega a aceptar que él es su alma gemela y que están predestinados. Magnus es un granjero vikingo del siglo X. Angela es una mujer moderna de nuestros tiempos. Él tiene once hijos y un voto de castidad que se interpone entre ellos. Ella se muere de ganas por experimentar la maternidad y está dispuesta a no poner límites a sus relaciones más íntimas.



                                            *~~RESEÑA~~*

Bueno pues ya estoy por aquí, para traeros una reseña que hay que tomarse con sentido del humor, seguro que pensáis para que narices leeré novelas erótico festivas si no me gustan, bueno eso no es del todo cierto, alguna me ha gustado, pero hay que reconocer que a veces los argumentos de algunas de estas novelas son raros y si ya te atreves a leerlos más de una risa se te escapa por lo inverosímil/ridícula que es la escena.

Antes de empezar a contaros de que va la novela, os contare la historia de cómo me hice con ella. He trabajado de dependienta en ferias del libro antiguo y de ocasión, por lo que eso conlleva  muchas horas cara al público y otras muchas horas muertas que no sabes que hacer, bueno en mi caso lo tenía claro, me ponía a leer lo que pillara por ahí, así que un día rebuscando encontré el “Vikingo viril” o “The very viril viking” como se llama en inglés (para que luego se queje la gente de que no se traducen bien los títulos XD), leí de que iba y lo primero que pensé fue que tenía que contárselo a mis amigas de la universidad, una de ellas como cabe esperar, es Arantxa que no se creía que algo así pudiera existir (sigue teniendo fe en la humanidad, ainsss pobrecita XD), me animo a que siguiera leyéndolo y que luego se lo contara, no es lista ni nada, me metió en un marrón de narices menos mal que se apuntó otra amiga aunque nada más leer un pasaje muy especial (más adelante os lo narrare con más detalle) lo dejó por exceso de risas.

Sin más dilación os pongo el argumento de la novela:

Magnus Ericson es un granjero vikingo del siglo X con una larga prole a sus espaldas. Unos años atrás sus hermanos Jornud y Geirolf desaparecieron misteriosamente. Cansado de la situación, Magnus promete guardar castidad y se embarca junto con sus hijos rumbo a Vinland para cambiar su estilo de vida. Tras un misterioso suceso su barco aparece varado en unas nuevas y extrañas tierras: el reino de Hollywood. En aquel lugar, la gente cree que es un actor (sea eso lo que sea) y Angela Abruzzi, una atractiva viticultora a la que acaba de conocer, se niega a aceptar que él es su alma gemela y que están predestinados. Magnus es un granjero vikingo del siglo X. Angela es una mujer moderna de nuestros tiempos. Él tiene once hijos y un voto de castidad que se interpone entre ellos. Ella se muere de ganas por experimentar la maternidad y está dispuesta a no poner límites a sus relaciones más íntimas.













Leyendo la sinopsis, espero que se comprenda la razón por la que leí este libro, porque es de traca, si a eso le sumas que la escritora en su página web personal le pone la guinda al pastel contando que se inspiró en el actor de la serie de televisión “Hércules” (el actor Kevin Sorbo) para el protagonista de su novela y que cuando se lo encontró en un crucero se lo contó (pobre hombre) estáis que me lo pensé dos veces.

Es difícil no reírse durante todo el libro, sobretodo con la escena que os voy a poner a continuación, que recomendamos por experiencia propia no leer en ningún sitio público (sobretodo si estáis en clase en primera fila y con el profesor a pocos centímetros de vosotros como nos pasó a nosotras) para salvaguardar vuestra dignidad del ataque de vergüenza ajena que sufriréis.

Aquí la escena:

“—¿Te gustaría verme arar?
Angela se quitó la espuma de jabón de los ojos y lo miró a través del cristal esmerilado de la ducha.
—¡Magnus! ¡Es medianoche, por el amor de Dios, ¿Que haces aquí?
—Todos esos granjeros de la feria me han recordado cuales son mis verdaderos talentos. He venido a enseñarte mi técnica con el... arado.
—¿Y vas a enseñármela desnudo?
—Es la mejor manera —repuso él, y se metió en la ducha. Y cerró la mampara.
Ella miró su cuerpo lentamente, de la cabeza a los pies. Y volvió a levantar la vista hacia la parte que más le gustaba de su anatomía, parte que presentaba un aspecto impresionante, en opinión de Magnus.
—Magnífico arado —dijo ella, y retrocedió ligeramente.
—Espera a ver los surcos tan rectos que hago. —Magnus se acercó, acorralándola contra la pared de azulejos.
—Esperemos que la tierra no sea demasiado fértil.
[...]
—Ha dicho usted algo acerca de arar, señor granjero.
Magnus se echó a reír y la levantó en vilo. Sus pieles desnudas se rozaron bajo el chorro caliente de la ducha.
—¡Oh, oh! —le dijo Magnus al oído.
—¿Qué?
—Parece que la tierra está dura. Habrá que ablandarla un poco antes de meter el arado. No querrás que se rompa la punta, ¿verdad?
—¿La punta?
—La punta del arado... ya sabes, ese pedazo de hierro que... bueno, ya sabes lo que quiero decir.
—¿Y cómo piensas ablandar la tierra, labrador mío?

—Es curioso que me lo preguntes. Da la casualidad de que tengo dos palas a mano —dijo él, al tiempo que le mostraba sus grandes manos abiertas. La agarró de las muñecas y le hizo levantar los brazos para que se agarrara a la alcachofa de la ducha. Luego se llenó las manos con gel y comenzó a frotar con él su «tierra endurecida». Colinas y valles recibieron el mismo tratamiento. Los guijarros rosados. Las peñas. Las ramas. Hasta las zonas «herbosas»



La autora domina las metáforas campestres, todo hay que decirlo. Después de leer esto seguro que tendréis unas ganas enormes de echarle mano a la novela XDDD así que si buscáis pasar un rato divertido os la recomiendo, porque en mi caso no cumple la función principal para la que se escribió, es decir, desear tener al vikingo en mi cama haciéndome lo que sea con su arado….. no, cuanto más lo pienso menos me motiva la idea.

Me despido con la amenaza de que volveré (si Arantxa me deja claro XD) con alguna reseña de este tipo, para enseñaros el lado oscuro de las novelas erótico festivas ¡Chao!


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡DEJA TU HUELLITA DE LECTOR EN NUESTRO RINCÓN DE FANTASÍA!! =)

 
*L.Y.F* Copyright © 2010 Plantilla diseñada por Mientras Lees - para Arantxa y Aran